Lecturas breves: para una (o dos) tardes de verano

Convencidos de que entre el peso y el poso de los libros puede establecerse una relación inversamente proporcional (a favor del poso, claro está), hemos seleccionado un buen puñado de novelas de apenas cien o ciento cincuenta páginas, pero no por ello obras menores. El tamaño y extensión de estos libros hace que sean perfectos compañeros para una tarde de verano en la piscina, el trayecto de un viaje, una remolona mañana de domingo o una de nuestras cálidas y célebres “noches toledanas”.

En esta selección encontramos autores clásicos que nos describen su época para darnos cuenta de que parece que hablan de hoy mismo, contemporáneos que nos sorprenden con un fogonazo de suspense o nos precipitan a un amor tan fugaz como imborrable, plumas reconocidas y quizá otras no tanto, pero que pueden suponer un jugoso descubrimiento.

Como nexo de unión, el espacio reducido de sus inmensas historias concentradas y que, con permiso de Augusto Monterroso, nos dejarán viendo al dinosaurio cuando hayamos llegado a la palabra “fin”.

Consultar la selección bibliográfica completa en el Catálogo de la Biblioteca: Bibliografías recomendadas > Centros de interés > Lecturas breves: para una (o dos) tardes de verano

Localización: Sala de Préstamo