Clásicos de la novela histórica

La novela histórica es un género que cuenta con una larga tradición. Los historiadores de la literatura consideran a Walter Scott como el iniciador del género, con la publicación, en 1814, de Waverley. Pronto, numerosos escritores siguieron los pasos del escritor escocés. Autores románticos como Víctor Hugo, Larra, Espronceda, Manzoni o Alejandro Dumas cultivaron la novela histórica con asiduidad, convirtiéndolo en uno de los géneros más representativos del Romanticismo. También entre los escritores realistas la novela histórica fue un género recurrente. Galdós, Tolstói o Flaubert, entre otros, aplicaron las técnicas de la novela realista a la temática histórica para dejarnos obras de la talla de Trafalgar, Guerra y paz o Salambó.

La vitalidad y popularidad del género a lo largo del siglo XX ha sido variable. No obstante, el siglo pasado ha dejado un puñado de autores imprescindibles como Robert Graves, Mary Renault, Marguerite Yourcenar o Evelyn Waugh, que no deben caer en el olvido. El nombre de la rosa, de Umberto Eco, publicada en 1980, supuso un nuevo espaldarazo a la narrativa histórica. Desde entonces lo han cultivado todo tipo de escritores, no solo especialistas en el género, y ha arraigado entre los lectores.

Con este centro de interés queremos recordar algunos de los títulos más emblemáticos de la novela histórica a lo largo del siglo XX y principios del XXI. Novelas apasionantes que nos retrotraen hacia el pasado (a veces remoto, otras veces más cercano) y que nos sirven para reflexionar sobre el presente y el futuro.

Esperamos que las obras seleccionadas sean del agrado de nuestros usuarios.

Se puede consultar la selección completa en el siguiente enlace >>

Consultar otras selecciones bibliográficas en el Catálogo de la Biblioteca: Bibliografías recomendadas > Centros de interés