Display a printer-friendly version of this page.Display a PDF version of this page.

Dónde encontrarnos

Biblioteca de Castilla-La Mancha
Cuesta de Carlos V, s/n. Toledo
Teléfono 925 256 680
Fax 925 253 642
biblioclm@jccm.es

Contacto Sala Infantil

Teléfono 925 284 998
salainfantil.bclm@jccm.es

Los lectores recomiendan

Luke Pearson
Montena

Valiente, divertida, rebelde, inteligente y decidida, áacompaña a Hilda en las aventuras más alucinantes!

Hilda ya forma parte de los Gorriones Exploradores y está decidida a hacerse con su primera insignia. Pero aunque lleva intentándolo desde hace tiempo, no hay manera de lograrla... áy esta noche es la última oportunidad para conseguirla!

Sin embargo, no va a ser una misión nada fácil: tiene que encontrar un sabueso negro que acecha la ciudad y nadie sabe de dónde ha salido... ¿Conseguirá dar con el y resolver el misterio?

Fina Casalderrey
Barco de Vapor

La abuela Rosa y los gemelos Rita y Ramón, escoltados por su legión de mascotas, se instalan en la Casa del Palomar, una vieja mansión abandonada. En el pueblo nadie se atreve siquiera a mencionar su nombre, pero cambiará la vida de los nuevos inquilinos. ¿Qué encontrarán en su interior? Un libro de misterios y secretos que atrapa desde las primeras páginas.

Mónica Rodriguez
Barco de Vapor

Rodolfo Estrafalario expone en el museo. El gran artista abstracto es una persona muy peculiar, igual que sus obras, igual que las personas que visitan su exposición, desde ladrones a estudiantes, limpiadoras o albañiles. ¡Y un chorizo! Una obra de teatro para leer y representar. Un montón de personajes y muchas risas.

Barbara Cantini
La Galera

Mortina y su amigo, el galgo albino Mustio, viven con la tía Angustias y pasan los días jugando con los fantasmes de Vila Decadente. Un día, por sorpresa, se presenta en la Vila el primo Dilbert, un niño muy esnob y estirado, diciendo que ha recibido una misteriosa invitación. Mortina no sabe nada de eso, y tía Angustias no aparece por ninguna parte, como si se la hubiese tragado la tierra. Y por si eso no fuera suficientemente extraño, también llegan de visita, con una invitación parecida, algunos niños del pueblo, amigos de Mortina.

Páginas