Manel Loureiro
Barcelona: Debolsillo, 2011

Apocalipsis Z

Un joven abogado de Pontevedra es el protagonista de esta novela escrita en primera persona. Al principio, escribe un blog en su ordenador pero, cuando las cosas se complican, Internet deja de funcionar y tiene que abandonar su casa, la redacción se traslada a un diario escrito en un cuaderno.

Tras un atentado en una república caucásica, se libera un virus que se expande sin freno por todo el planeta. La enfermedad mata a la persona que la padece pero, el afectado sigue caminando convertido en zombi y ataca de forma rabiosa a cualquier persona que no haya sido infectada, en un retorno al primitivismo más extremo, en el que el único objetivo es alimentarse.

Puede parecer la típica distopía zombi pero llama la atención la forma en que está escrita esta novela, el humor presente en todo el texto, y el hecho de que la acción trascurra en la España actual con constantes alusiones a ciudades y situaciones cotidianas. Una buena novela de género muy próxima al nivel de El Alzamiento, de Brian Keene o Carne Muerta, de David Mateo.

El principio del fin inicia la trilogía Apocalipsis Z. No sabemos cuál es el secreto pero las sagas, ya sean románticas, fantásticas o de aventuras, funcionan, se venden, se prestan, se leen y gustan mucho, sobre todo a los jóvenes.